Tel.: (+34) 943 534 307 sakona@sakona.es

 

A menudo nos encontramos con la creencia de que la inteligencia competitiva es un proceso adecuado sólo para grandes empresas. Desde Sakona pensamos que el tamaño de la empresa no es un aspecto relevante para que una empresa decida o no implantar un proceso de inteligencia competitiva. Te explicamos en que procesos se puede realizar inteligencia competitiva para pymes.

 

El siguiente tipo de empresa puede obtener los resultados más eficientes:

  1. Empresas con producto propio: Para que una empresa pueda desarrollar productos competitivos en el mercado, debe tomar decisiones adecuadas sobre los atributos y características del catálogo de producto a desarrollar y su posicionamiento competitivo en el mercado. Para ello, la monitorización de las actividades de la competencia suele ser una información muy valiosa. A la hora de clasificar los competidores, estos se suelen diferenciar entre competidores directos (aquellos con los que competimos de forma directa a la hora de ofrecer nuestros servicios a los clientes), y los competidores líderes del mercado, aquellas empresas que marcan tendencia en el mercado y conviene conocer hacia donde se dirigen sus estrategias.
  1. Empresas con planes de actuación a medio-largo plazo: Aquellas empresas que planifiquen y diseñen de forma periódica planes de producto y tecnología, es decir, aquellas empresas que dispongan una cartera de proyectos que complementen el proceso de producto pedido, necesitan disponer de información con una visión a medio-largo plazo que les ayude en toma de decisiones sobre la evolución de la tecnología y las necesidades futuras del mercado. Para ello, en el proceso de inteligencia competitiva se emplean fuentes de información que se mueven en fases tempranas (publicaciones técnicas, patentes, artículos científicos…) y que permite prever cual puede ser la evolución de las tendencias clave y así desarrollar productos y/o tecnologías en fases embrionaria y emergentes.
  1. Empresas con deseos de diversificar y mejorar su posición competitiva: La diversificación de la empresa, tanto desde el punto de vista de desarrollo de producto o servicio, o desde el punto de vista de acceso a nuevos mercados, puede ser una estrategia activa y continua de la empresa que busque continuamente una diferenciación y crear más valor añadido en el mercado. Para esta situación, la información recibida del exterior ayuda a extender la visión que se tiene del entorno y facilita el desarrollo de nuevas actividades.

 

Herramienta de Inteligencia Competitiva para pymes

La inteligencia competitiva para pymes es una herramienta que ayuda a las empresas a mejorar su posición competitiva y crecer en el mercado, independientemente de su tamaño. Para ello es importante apoyarse en empresas externas como Sakona, donde llevamos colaborando con pymes y grandes empresas más de 20 años. En Sakona nos esforzamos en entender vuestras necesidades y planteamos propuestas para que el impacto de la inteligencia competitiva sea el mayor posible, y todo ello apoyado en nuestros procesos y herramientas TICs propias, indispensables para garantizar el éxito de las implantaciones.

Síguenos en Twitter.

2 Comentarios
  1. Iñaki

    Hola, un artículo muy interesante.

    La verdad que en mi empresa tenemos dudas de como podríamos implementar la inteligencia competitiva ya que solamente somos 40 empleados en producción. Aunque si nos gustaría ser más eficientes…

    Responder
    • Sakona

      Hola Iñaki,

      Gracias por tu comentario…en breve nos pondremos en contacto contigo para ver como Sakona podría ayudar a tu empresa en realizar una implementación de Inteligencia Empresarial.
      Un saludo.

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.